Sinergias

Los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo son los acuerdos multilaterales actuales sobre el medio ambiente, que comparten el objetivo común de proteger la salud humana y el medio ambiente de las sustancias químicas y residuos peligrosos.

El llamado “proceso de sinergia” tiene como objetivo reforzar la aplicación de los tres convenios a nivel nacional, regional y mundial, proporcionando orientación normativa coherente, mejorando la eficiencia en la prestación de apoyo a las Partes en los convenios, lo que reduce su carga administrativa y maximizar el uso efectivo y eficiente de los recursos a todos los niveles, manteniendo al mismo tiempo la autonomía jurídica de estos tres acuerdos ambientales multilaterales. Este enfoque único es un buen ejemplo para otras partes de la agenda ambiental mundial y demuestra la forma de mejorar la gobernanza ambiental a nivel internacional a través de la coordinación y la cooperación.

Además de iniciar reformas a las secretarías de los tres convenios a nivel administrativo y operativo, este proceso está cambiando la forma en que se llevan a cabo la aplicación de los convenios en los planos nacional y regional. Las partes en los convenios y entidades que apoyen a los países en la aplicación de los convenios, como los centros regionales, las organizaciones intergubernamentales y las organizaciones no gubernamentales, también realizan esfuerzos para aumentar la coherencia en la aplicación de los convenios.

Por más información siga este link.

Los comentarios están cerrados.